Sin protestas, no hay representación

Es una pena que sólo te hagan caso si protestas, pues de lo contrario “no sales en la foto”.

Ayer se elevaron las críticas al Gobierno por parte de los representantes de la enseñanza concertada en relación con los 2.000 millones del presupuesto de la Unión Europea que, a instancias de PSOE-Podemos,  plantea destinar sólo a EDUCACIÓN PÚBLICA.  Tras esto, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha tenido que salir al paso ante las preguntas formuladas en este sentido y ha dicho que es un debate que sigue “vivo”.

Celaá alega, que aún es un borrador, pero la asignación a la educación pública se fundamenta en que “si queremos que el sistema educativo avance, de nada sirve dar más a quien ya tiene más”. Los prejuicios de la ministra, señalan que la concertada es sólo para los ricos, pero no ve -o no quiere ver- ni la atención que se realiza en estos centros a las familias desfavorecidas, ni los presupuestos que manejan.

Dice la ministra que los recursos públicos son escasos y que han de estar bien distribuidos entre los que más lo necesitan. Sin embargo, las exigencias de adaptación marcadas por el Gobierno para hacer frente a la medidas higiénicas sí son para TODOS los centros. Además, la gestión de los recursos es más importante que los recursos en sí.

Por último, la ministra echa balones fuera y dice que el proyecto de la nueva Ley de Educación contempla tanto a la educación pública como a la concertada. ¡Faltaría más!

Si te gustó, ¡compártelo!

Las últimas revistas de CONCAPA

76
thumbnail of revista concapa 75 web
75
74
Menú