El regreso del Tío Sam

El Tío Sam es un referente internacional de la personificación nacional de los Estados Unidos de América y del gobierno estadounidense. En abril de 1917 Washington había declarado la guerra a Alemania en la I Guerra Mundial y el ilustrador J. Montgomery Flagg fue el encargado de crear una imagen para que el mensaje fuese efectivo. Habitualmente se representa como un hombre mayor, blanco, de semblante amargo, cano, con barba y vestido con ropa que se asemeja a la bandera de los Estados Unidos. La imagen tuvo mucho éxito y hoy sigue siendo el referente del patriotismo americano.

Ahora, en las elecciones estadounidenses, el presidente Trump ha anunciado la creación de una comisión para restaurar la “educación patriótica” en las aulas. Su idea es “mejorar la comprensión histórica y los principios de la fundación de los Estados Unidos”, tratando a hacer frente al “adoctrinamiento radical” al que están sometidas las nuevas generaciones. Pero, además, el presidente Trump dice que se financiará con prioridad a los escuelas que apuesten por este tipo de educación patriótica, de forma que el mensaje llegue también vía financiación.

El modelo patriótico norteamericano bien podría ser un punto de partida para cuidar más y mejor otros países y sus valores como el nuestro, avalados por tantos siglos de convivencia.

Si te gustó, ¡compártelo!

 

Las últimas entrevistas de CONCAPA

Cope Lugo: Entrevista 19 de septiembre 2020
Estado de alarma: entrevista 6 de septiembre 2020
Capital Radio: entrevista 1 de septiembre del 2020
Menú